ECONOMÍA POLÍTICA 1ra EVALUACIÓN FECHA DE EVALUACIÓN O ENTREGA: 08 DE FEBRERO DE 2018

Escrito por metaparadigmacientifico 01-02-2018 en economía política. Comentarios (0)

UNIVERSIDAD CATÓLICA SANTA ROSA
FACULTAD DE DERECHO
ESCUELA DE DERECHO
CÁTEDRA: ECONOMÍA POLÍTICA 
SECCIÓN: N01A

1ra EVALUACIÓN

TALLER CORRESPONDIENTE AL PRIMER OBJETIVO (valor 20 pts) 20%/100,  FECHA DE EVALUACIÓN O ENTREGA: 08 DE FEBRERO DE 2018, INDIVIDUAL O EN GRUPO UNICAMENTE MAX. HASTA (3) TRES INTEGRANTES, CUALQUIER PREGUNTA EN LA CLASE DEL DÍA 01/02/2018, LEER EL SIGUIENTE FRAGMENTO Y RESPONDER LAS PREGUNTAS AL FINAL DEL TEXTO: (valor 20 pts) 20%/100

TEMA: ECONOMÍA POLÍTICA

PROLOGO A LA CONTRIBUCIÓN A LA CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA, publicado en 1.859 autoría Karl Marx y que contiene una elaboración previa de la teoría que resume y continúa el libro primero de El Capital.

“Suprimo un prólogo general que había esbozado porque, después de reflexionar bien, me parece que anticipar resultados que quedan todavía por demostrar podría desconcertar, y porque el lector que tenga la bondad de seguirme tendrá que decidirse a elevarse de lo particular a lo general. En cambio, algunas indicaciones sobre el curso de mis propios estudios político económicos podrían encajar muy bien aquí.

Mi estudio profesional era la jurisprudencia, que sin embargo no continué más que de un modo accesorio respecto a la filosofía e historia, como una disciplina subordinada. Por los años 1842-1843, en calidad de redactor en Rheinische Zeitung (1), me vi obligado por primera vez a dar mi opinión sobre los llamados intereses materiales. Las discusiones del Landtag renano sobre los delitos forestales y el parcelamiento de la propiedad rústica, la polémica que M. von Schapper, primer presidente a la sazón de la provincia renana, entabló con la Rheinische Zeitung, respecto a las condiciones de vida de los aldeanos del Mosela, y por último las discusiones sobre el librecambio y la protección, me dieron los primeros motivos para ocuparme de las cuestiones económicas. Por otra parte, en esta época en que el afán de «avanzar» vencía a menudo a la verdadera sabiduría, se había hecho oír en la Rheinische Zeitung un eco debilitado, por decirlo así, filosófico, del socialismo y del comunismo franceses. Me pronuncié contra este tinglado, pero al mismo tiempo confesé claramente, en una controversia con la Allgemeine Augsburger Zeitung (2), que los estudios que yo había hecho hasta entonces no me permitían arriesgar un juicio respecto de la naturaleza de las tendencias francesas. La ilusión de los gerentes de la Rheinische Zeitung, que creían conseguir desviar la sentencia de muerte pronunciada contra su periódico imprimiéndole una tendencia más moderada, me ofreció la ocasión, que me apresuré a aprovechar, de dejar la escena pública y retirarme a mi gabinete de estudio.

El primer trabajo que emprendí para resolver las dudas que me asaltaban fue una revisión crítica de la Rechtsphilosophie de Hegel, trabajo cuyos preliminares aparecieron en los Deutsch – Französische Jahrbücher (3), publicados en París en 1.844. Mis investigaciones dieron este resultado: que las relaciones jurídicas, así como las formas de Estado, no pueden explicarse ni por sí mismas, ni por la llamada evolución general del espíritu humano; que se originan más bien en las condiciones materiales de existencia que Hegel, siguiendo el ejemplo de los ingleses y franceses del siglo XVIII, comprendía bajo el nombre de «sociedad civil»; pero que la anatomía de la sociedad hay que buscarla en la economía política. Había comenzado el estudio de ésta en París y lo continuaba en Bruselas, donde me había establecido a consecuencia de una sentencia de expulsión dictada por el señor Guizot contra mí. El resultado general a que llegué y que, una vez obtenido, me sirvió de guía para mis estudios, puede formularse brevemente de este modo: en la producción social de su existencia, los hombres entran en relaciones determinadas, necesarias, independientes de su voluntad; estas relaciones de producción corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción constituye la estructura económica de la sociedad, la base real, sobre la cual se eleva una superestructura jurídica y política y a la que corresponden formas sociales determinadas de conciencia El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de vida social, política e intelectual en general. No es la conciencia de los hombres la que determina la realidad; por el contrario, la realidad social es la que determina su conciencia. Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productoras de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran estas relaciones se convierten en trabas de estas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social. El cambio que se ha producido en la base económica trastorna más o menos lenta o rápidamente toda la colosal superestructura. Al considerar tales trastornos importa siempre distinguir entre el trastorno material de las condiciones económicas de producción -que se debe comprobar fielmente con ayuda de las ciencias físicas y naturales- y las formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas o filosóficas; en una palabra, las formas ideológicas bajo las cuales los hombres adquieren conciencia de este conflicto y lo resuelven. Así como no se juzga a un individuo por la idea que él tenga de sí mismo, tampoco se puede juzgar tal época de trastorno por la conciencia de sí misma; es preciso, por el contrario, explicar esta conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto que existe entre las fuerzas productoras sociales y las relaciones de producción. Una sociedad no desaparece nunca antes de que sean desarrolladas todas las fuerzas productoras que pueda contener, y las relaciones de producción nuevas y superiores no se sustituyen jamás en ella antes de que las condiciones materiales de existencia de esas relaciones hayan sido incubadas en el seno mismo de la vieja sociedad. Por eso la humanidad no se propone nunca más que los problemas que puede resolver, pues, mirando de más cerca, se verá siempre que el problema mismo no se presenta más que cuando las condiciones materiales para resolverlo existen o se encuentran en estado de existir. Esbozados a grandes rasgos, los modos de producción asiático, antiguo, feudal y burgués moderno pueden ser designados como otras tantas épocas progresivas de la formación social económica. Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso de producción social, no en el sentido de un antagonismo individual, sino en el de un antagonismo que nace de las condiciones sociales de existencia de los individuos; las fuerzas productoras que se desarrollan en el seno de la sociedad burguesa crean al mismo tiempo las condiciones materiales para resolver este antagonismo. Con esta formación social termina, pues, la prehistoria de la sociedad humana”.

CARLOS MARX

Londres, enero de 1859

________________________________________________________________

NOTAS

(1) Rheinische Zeitung: Gaceta Renana, diario demócrata, publicado en Colonia desde el 1 de enero de 1.842 al 31 de marzo de 1.843. A partir del 15 de octubre de 1.842, Marx ocupó el cargo de redactor jefe.

(2) Allgemeine Augsburger Zeitung: Gaceta General de Augsburgo. Diario dirigido por G. Kolb. Importante en la polémica Marx – Vogt.

(3) Deutsch – Französische Jahrbücher: Anales franco – alemanes. Se publicaron en París, un año después de la prohibición de la Rheinische Zeitung por parte del Gobierno de Prusia (1.843). Por disidencia entre Marx y Ruge, que eran los editores, la publicación cesó tras la aparición del primer volumen.

PREGUNTAS SOBRE EL TEXTO, 2pt c/u

1.- Investigue e indique brevemente que es “producción

2.- Investigue e indique brevemente que son “fuerzas productivas

3.- Investigue e indique brevemente que son “relaciones de producción”

4.- Para el autor, según el texto  ¿Qué provoca una revolución social?

5.- ¿Cuáles son los Modos de Producción según el texto?

6.- Que quiso decir el autor con la siguiente expresión en el texto: “No es la conciencia de los hombres la que determina la realidad; por el contrario, la realidad social es la que determina su conciencia”.

7.- Explique esta cita: “El conjunto de estas relaciones de producción constituye la estructura económica de la sociedad, la base real, sobre la cual se eleva una superestructura jurídica…”

8.- ¿En qué parte del texto se expresa el pensamiento dialéctico?

9.- Haga un análisis sobre la “Realidad Social” y como está determinada por la “Economía”.

10.- ¿Cuál es su crítica argumentada del texto?

Nota: Las Respuestas deben ser breves y coherentes.

Coloque las bibliografías o fuentes de apoyo utilizados

El trabajo puede entregarse a mano o impreso, no debe exceder de 05 páginas, debe contener su portada, subtítulos, contenido, bibliografía. Los trabajos impresos deben ser con Letra Arial 12,  Interlineado 1,5. Márgenes siguiendo las normas de elaboración de trabajos. El trabajo a mano debes ser legible con su título, subtítulos, contenido, bibliografía (respetando las mayúsculas y las minúsculas y las normas de ortografía.

Cuidar la ortografía y redacción.